Páginas

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Los Tazones del 21 de Diciembre

Antes de empezar las crónicas de los primeros tazones jugados he decidido no hacer previas de los encuentros. Las iba a hacer, pero al escribir la primer previa del Gildan New Mexico Bowl, no sabía que escribir y no quería llenar de estadístiscas la previa. Por lo que ahora lo que voy a hacer es hablar sobre los equipos que más he visto durante la temporada y hacer un resumen de su temporada desde mi punto de vista, algo similar a lo que hicecon los equipo que no jugarán un tazón.
Esas entradas las publicaré al terminar la tazoniza.




Volviendo a lo que nos concierne el sábado inició la tazoniza con 4 partidos, que en un principio me parecieron varios partidos. No pudieron poner un partido el lunes al menos, pero en fin.
Iniciemos con  Las Vegas Bowl donde se presentaba un atractivo enfrentamiento entre equipos rankeados, que al final no cumplió las expectativas, debido al dominio ejercido por USC, en especial en el segundo cuarto donde anotaron en tres ocasiones y le sacaron una ventaja de 27 puntos a Fresno State.
En la primera serie ofensiva de la segunda mitad Fresno State anotó y parecía que se podría pensar en un regreso. Sin embargo USC conectó un gol de campo de 37 yardas en su primer turno ofensivo en el tercer cuarto.
De ahí en adelante la segunda mitad se resume en tres jugadas:
- La intercepción en la zona de anotación de Derek Carr.
- La intercepción de Cody Kessler que retornada para touchdown, que reavivaba la esperanzas de Fresno State.
- 4&10 en la yarda 48 de USC con 13:01 en el último cuarto perdiendo por 18 puntos, Tim DeRuyter decide despejar en vez de jugársela. No entiendo porque tomó esa decisión en ese momento no quedaba otra que jugarse todas las cartas para ganar el partido, en ese momento se líquidó el partido.




El Famous Idaho Potato Bowl resultó ser una victoria cómoda para San Diego State.
El partido iba 21-10 a favor de los Aztecs cuando Joe Licata lanza una intercepción faltando 0:45 para que se diera el medio tiempo. Ese intercambio de balón le costaría 7 puntos a Buffalo.
En el kickoff para iniciar el tercer cuarto Buffalo pierde otro balón que los Aztecs recuperan en la yarda 26 del territorio de los Bulls. Chad Young convierte esa pérdida de balón en 7 puntos para los integrantes de la MWC.
Con el partido 35-10 a inicio del tercer cuarto estaba liquidado y de ahí en adelante el encuentro se volvió un cachondeo. Ambos equipos anotaron 2 veces, San Diego State se jugó dos conversiones en 4to down ante su escasa confianza para su pateador, en conclusión, ya no valió la pena el partido en la segunda mitad.
Resaltar la actuación de Adam Muema que en 28 acarreos consiguió 229 yardas y 3 TD.




El New Orleans Bowl le hizo honor a su nombre, ya que las dos universidades que participarían en este tazón estaban cercanas al Mercedes-Benz Superdome.
En el segundo cuarto Nick Montana lanzó su segunda intercepción del encuentro y esta a la postre sería retornada para touchdown. Con esto Louisiana Lafayette había anotado tres touchdowns sin respuesta de Tulane.
Después de esa serie ya no vio el terreno de juego Nick Montana, ya que el freshman Devin Powell se volvería el que tomaría los snaps. Recordar que antes de esa intercepción el coach estaba turnando a ambos quartebacks, dandole una serie a Montana, otra a Powell, etc.
La jugada que marca un antes y un después en el desarrollo de juego se da a mediados del segundo cuarto cuando Tulane se decide jugar una 4&2 estando en su propia yarda 48 y Devin Powell lanza un pase atrasado pero Devon Breaux se ajusta al mal envío y el cornerback Corey Trim se pierde en la jugada, al final esa jugada fue de 41 yardas y el balón se coloco en la yarda 11 de los Rajin´Cajuns. Esa serie terminaría en anotación. Después Terrance Broadway lanza 2 intercepciones que Tulane aprovecharía, ya que de ambas entregas de balón sacaron touchdown.
Una de esas intercepciones de Broadway fue tonta, porque si bien estaba reducido físicamente y estaba corriendo al lado contrario de su perfil, lanzó un globito con total ventaja para el defensivo de Tulane.
Con el partido ya empatado en el último cuarto, la ofensiva de Tulane se encontraba encajonada y en la primera jugada de esa serie Devin Powell se encontraba presionado y decide lanzar el balón ante el temor de recibir un sack y que por la posición de terreno en la que estaban ese sack fuera un safety. Ese pase sería interceptado y aunque Louisiana Lafayette firmó un 3&out tras la intercepción, sin embargo consiguió un gol de campo, que al final sería la diferencia definitiva en el partido.
Faltando 1:35 para que acabara el partido Tulane tuvo una última oportunidad para poner el marcador empatado a 24. Iniciando desde la yarda 5 de su territorio, Devin Powell en 3&10 hizo una escapada para heroica para completar el pase con Justyn Shackleford y lograr el 1&10.
3 jugadas después, Tulane ya estaba en la yarda 25 de Louisiana Lafayette y es aquí donde sucede la acción que cambió el rumbo del partido. Ya que Chris Hill capturó a Devin Powell y eso obligó a Tulane a pedir su tercer y último tiempo fuera.
Al reloj le quedaban 13 segundo con una 3&6 y sin tiempos fuera. Tulane corría el riesgo de que se le acabará el tiempo, por lo que decidieron intentar un gol de campo de 48 yardas que Cairo Santos fallaría y eso finiquitaría el encuentro.




El Gildan New Mexico Bowl pintaba en la primera mitad para que Washington State ganara fácilmente, pero a finales de la segunda mitad Colorado State cosechó 10 puntos que mantenían la esperanza para los Rams.
En la segunda mitad los Rams controlaron la ofensiva de los Cougars, pero aún así a mediados de los últimos 15 minutos de juego, Colorado State perdía 45-30.
La jugada del partido indudablemente fue el balón suelto que forzó Shaquil Barett cuando los Rams estaba 8 puntos por debajo de WSU. Kapri Bibbs posteriormente anotaría un TD y también por medio de un acarreo haría efectiva la conversión de 2 puntos con la que se empataría el partido.


Después en el retorno de kickoff el corredor Teondray Caldwell soltaría el  balón y Colorado State lo recupararía, lo que dejaba la mesa puesta para que los Rams intentarán un gol de campo y ganarán el partido. Y así fue, cuando expiraba el tiempo, Jared Roberts metió el gol de campo de 41 yardas y así acaba la sequía de 5 años de Colorado State sin ganar en un tazón.
La estadística que más llama la atención de este encuentro son las -10 yardas terrestres que tuvo Washington State y pues esto hace que se cuestionen los sistemas ofensivos radicales, es decir, aquellos en donde o se pasa mucho o donde se acarrea mucho.
Hasta cierto punto es utópico lograr un equilibrio ofensivo entre el juego de pase y juego de carrera en un equipo. Por lo que la definición de el concepto de "equipo equilibrado" en cuanto a la ofensiva con la que estoy de acuerdo es con la que tiene Raúl Allegre, el dice que un equipo siempre va a tener un aspecto más fuerte que otro, por lo que el que un equipo tenga la misma cantidad de de jugadas tanto de pase como de carrera no garantiza el éxito. Un verdadero equipo equilibrado es aquel que ejecuta de buena manera según el momento o la circunstancia.
Por ejemplo, si un equipo es un muy bueno por la vía aérea, pero se sabe adecuar a la situación del partido, por lo que cuando el partido lo dicta, son buenos corriendo.
Este rollo que tal vez muchos de los lectores lo consideren innecesario, viene a colación de que los Cougars no supieron asegurar el partido. Porque su juego de pase funcionó a la perfección, pero cuando tenían que amarrar el partido por la vía terrestre para consumir tiempo no lo hicieron.
Porque estoy en desacuerdo con aquello que critican que tal o cual sistema ofensivo por ser radical en algún aspecto del juego. Es oportunista decir que la ofensiva Air Raid fue la que hizo que WSu perdiera el partido, sino fue la mala ejecución del aspecto débil del equipo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario