Páginas

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Los que no se clasificaron (o no encontraron cupo) a un tazón

Y a se dió a conocer el calendario de los tazoniza y conforme se acerquen los juegos haré un tipo de previas, es decir, por ejemplo, el partido entre BYU vs Washigton. Comentaré lo poco o mucho que vi de esos equipos en la temporada y lo que espero para ese partido. Será una mezcla de previa y recuento de la temporada y as´será para los demás partidos.
Pero hubo equipos por tener récord perdedor o tener una sanción no pudieron jugar un tazó, sin embargo tuve oportunidad de ver a esos equipos durante varios partidos, ya que Fox Sports transmitía los partidos de bajo a mediano nivel del Big 12 y TVC Deportes igual que Fox Sports, pero en este caso del Big Ten.
Son 6 equipos los que vi en varias ocasiones y estas son mis impresiones acerca de su temporada.

TCU 4-8 (2-7 Big 12)

Y pensar que yo los di como favoritos a ganar la conferencia... Ahora tengo que decir exagere, sin embargo creo que TCU tenía el potencial para lograr 8 o 9 victorias y la clave fue la lesión de Casey Pachall. Estoy seguro que con Pachall detrás del centro durante toda la temporada hubiera elevado el rendimiento ofensivo de los Horned Frogs.
Si bien en los partidos que no jugó Pachall, TCU tuvo marca de 2-3 y a su regreso la marca fue de 1-4 y resaltar que Pachall durante varios lapsos de los partidos tras regresar de su lesión lució oxidado, pero Trevone Boykin es muy limitado como pasador y eso a la vez estancaba al ataque en general.
La defensa fue quien mantuvo vivo al equipo durante los partidos. Ejemplos sobre lo que estoy comentando son varios.
El partido contra SMU es donde mejor se vio la ofensiva, auque también dependieron mucho de la defensiva y de los equipos especiales.
Los partidos contra Oklahoma State y Texas Tech la defensiva fue la que mantuvo al equipo peleando y la historia era casi lo mismo ya sea provocaban turnovers o los forzaban a despejar, pero la ofensiva no respondía.
Contra Oklahoma State la defensa logró 4 pérdidas de balón, además de que paro a la ofensiva en zona roja lo que provocó que intentaran 3 goles de campo, del cual sólo uno fue exitoso. Contra Texas Tech también recuperaron 4 balones, pero la ofensiva no caminaba en ambos partidos tan sólo anotaron 10 puntos y si bien la defensiva generaba pérdida de balones, TCU también perdía muchos a la ofensiva.
Contra Kansas y Iowa State fueron festivales de punts. Aqui debo decir que no era tanto por mérito de la defensa, no es por menospreciar su labor, pero ver la ofensiva de Kansas es deprimente.
Si bien Trevone Boykin contra Iowa State fue el jugador del partido al anotar tres touchdowns terrestres, uno de ellos cuando se terminaba el partido. Ahí se le utilizó como debía ser, como quarterback corredor y se alineo como receptor en varias jugadas.
Una de las decepciones de esta temporada, debido a que no había equilibrio en la labor de la defensiva y de la ofensiva.

Penn State 7-5 (4-4 Big Ten)

Como todos los aficionados al college football saben. Penn State está cumpliendo uan sanción de 4 años sin jugar tazones (esta temporada es el segundo año de la sanción), debido al caso Sandusky, ya muy abordado.
Un equipo irregular, gitano, porque era capaz de ganarle a rankeados como Michigan y Wisconsin, pero también perder contra Indiana y ser aplastado por Ohio State.
La estrella del equipo indudablemente es Allen Robinson, que superó las 1000 yardas y estuvo a tres recepciones de alcanzar las 100. La duda es que si se presenta al draft, eso sería una gran pérdida para los Nittany Lions, ya que nadie en el equipo se le acerca en capacidad y en estadísticas.
Christina Hackenberg fue el titular y hasta cierto punto fue una sorpresa, aunque era de los mejores prospectos, el que ganara la batalla por ser el iniciador, a pesar de ser freshman, no deja de sorprender.
Tuvo una buena temporada, que incluso le valió para ganar el premio al novato del año en su conferencia. Obviamente tiene un camino largo por recorrer, lo digo ya que en varios partidos apenas superó el 50% de pases completos, sin embargo lo veo como uno de los quarterbacks que serán figura.

Northwestern 5-7 (1-7 Big Ten)

Hablaba de TCU como una de las decepciones de la temporada, Northwestern supera a los integrantes del Big 12 en la cuestión de quién decepcionó más en la temporada.
Eran varios quienes decían que Northwestern eran candidatos a ganar la división, sin embargo en el mes de octubre empezó la caída libre de los Wildcats.
Después de ganar sus primeros 4 partidos que eran fuera de conferencia con cierta facilidad, donde interceptaban mucho, llegó el partido en primetime contra Ohio State.
Los Wildcats tuvieron una ventaja de 10 puntos, pero en el último episodio los Buckeyes anotaron 20 puntos, los puntos que habían anotado en los tres cuartos.
A pesar de la derrota a Northwestern aún se le veía como candidato, pero a la semana siguiente se derrumbaron ante el podería terrestre de Wisconsin.
Resaltar que en 5 de los 7  partidos que perdieron, se decidieron por 10 puntos o menos.
Incluyendo la derrota contra Nebraska gracias a un Hail Mary, dos partidos a series extras contra Iowa y contra Michigan.
El partido contra los Wolverines se les fue de las manos de forma increíble. Un partido defensivo que favorecía 9-6 a Northwestern, pero con 2:18 en el reloj en el último cuarto, Michigan logró mover las cadenas incluyendo dos conversiones en cuarta oportunidad y en una 3&23 lograron 16 yardas lo que a la postre dio entrada a un gol de campo de 44 yardas que obligaba al encuentro a irse a series extras y ahí sucumbió por 27-19.
El derrumbamiento de Northwestern simplemente es incomprensible.

Indiana 5-7 (3-5 Big Ten)

Los Hoosiers son una de las ofensivas más prolíficas de la nación. Ostentaban el reconocimiento de ser una ofensiva que anotaba en poco tiempo a la par de Oregon se encontraba el poderío en ataque.
El gran defecto de los Hoosiers es el coladero que tienen como defensa. En el partido contra Michigan permitieron a Gardner lanzar para 503 yardas y al receptor Jeremy Gallon le permirtieron acumular 369 yardas, lo peor es que en varias ocasiones estaba solo. Aquel partido jugado en Ann Arbor fue un toma y daca que se definiría por un turnover o por una serie ofensiva en la cual no hubiese una anotación y así fue.
Indiana no anotó en una serie y la defensiva fue incapaz de parar aunque sólo fuese una vez a los Wolverines.
En otro partido donde vimos otra lamentable actuación defensiva ante Wisconsin donde permitieron más de 500 yardas terrestres, en esta ocasión también la ofensiva estuvo fatal, al sólo anotar 3 puntos.
Como consuelo le queda a Indiana que ya dejaron de ser el hazme reír del Big Ten y se han vuelto un equipo competitivo, el aspecto defensivo va a ser donde habrá que mejorar para jugar un tazón la temporada que entra.

Comentarios acerca de otros equipos:
- En Kansas repitieron el experimento. En el 2012 Dayne Crist tras su estancia en Notre Dame llegó a los Jayhawks como titular y la temporada fue mala. Esta temporada Jake Heaps quien en el 2010 fue considerado el mejor quarterback de high school y que tras su paso por BYU, decidió transferirse y el destino fue la universidad de Kansas, donde al igual que paso con Crist, la temporada fue mala.
Que mal se veía la ofensiva ni pies ni cabeza, mucha inseguridad en los pases de Heaps, un desastre.
- Iowa State no los vi tan mal como lo dice su récord. aunque tal vez a mí me tocó verlos en sus mejores actuaciones. A Kansas lo destrozaron, contra TCU el partido estuvo muy parejo, su ofensiva no respondió en aquel partido, pero si sus equipos especiales y el mejor partido que les vi fue contra Texas. Vaya que si tuvieron enjaque a los Longhorns, Sam B. Richardson hizo buen partido aquel día y más en la cuestión terrestre donde en varias terceras oportunidades el corría para lograr el 1&10.
A mí me tocó ver la parte bonita de la temporada de Iowa State, pero al ver como perdieron contra Baylor al recibir 71 puntos y la gran cantidad de big plays que le permitieron a Oklahoma, pues habla de la mediocridad en que se manejo con algunos equipos del Big 12.
- Que deprimente fue ver a Purdue, a excepción del partido contra Notre Dame, en especial en el primer medio donde dominaron a los Irish, pero después se apagaron y acabaron sucumbiendo ante los entrenados por Brian Kelly.

Y por último tengo  que resaltar que hubo 9 equipos que obtuvieron las victorias suficientes para ser elegibles para un tazón y a pesar de que son 35 tazones, por los diversos contratos ya establecidos entre conferencias, evitaron que estos equipos no jueguen postemporada este año.
UTSA y Old Dominion lograron 7 y 8 victorias respectivamente, sin embargo estan en temporadas de transcisión, esto quiere decir que no pueden ser elegibles ni para un tazón ni para el campeonato de una conferencia, porque son recién ingresados a la FBS.
San Jose State tuvo récord de 6-6, lo cual es decepcionante tras la muy buena temporada que tuvieron el año pasado, donde estuvieron rankeados. Resaltar que en su último partido le ganaron al entonces #16 e invicto Fresno State.
Western Knetucky tuvo 8 victorias por 4 derrotas, pero el récord dentro de la conferencia fue de 4-3 y de Arkansas State, quien terminó por delante de ellos, fue de 5-2.
Toledo fue otro que no jugará en diciembre, a pesar de lograr 7 victorias.
Florida Atlantic, Central Michigan, Lousiana-Monroe, South Alabama, Troy y Texas State fueron los otros equipos que tuvieron 6 victorias y se quedan sin tazón. Los últimos 4 equipos mencionados en esta última lista son pertenecientes a la Conferencia Sun Belt, lo que quiere decir que en el futuro esta conferencia debe lograr un acuerdo con un tazón más al menos, debido a que el nivel en esta conferencia ha crecido un poco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario